By Emol |

Economista del MIT y costo de la pandemia para Chile: "Puede ser fácilmente del orden de US$50 mil millones" | Emol.com

SANTIAGO.- El destacado economista y académico del MIT, Ricardo Caballero, se refirió al golpe macroeconómico del coronavirus a nivel global y abordó las que, a su juicio, son "las lecciones para Chile" en cuanto a las respuestas que han dado otras economías para contener la crisis. Asimismo, cifró en "fácilmente" US$50 mil millones "la cuenta" que le pasará la pandemia al país.


Así, en su tradicional exposición en el seminario económico anual del Grupo Security, el doctor en Economía radicado en Estados Unidos remarcó que "el costo de la pandemia para todo el mundo y para Chile en particular es enorme. No sé cuánto será la cuenta final que nos va a pasar esta pandemia, pero pueden ser fácilmente del orden de US$50 mil millones para Chile, no sé el número preciso, pero ese es el orden de magnitud".


"Tratar de resolver 3 ó 4 problemas al mismo tiempo cuando tenemos un problema de esta magnitud no es lo ideal. Lo que se puede posponer se debe posponer. Este shock es lo suficientemente grande que, aunque hagamos lo mejor, capaz que no podamos salir muy bien parados"

Ricardo Caballero

"Un enorme shock, nadie duda que esto es un costo enorme, pero es importante comparar esto con el costo de la caída del crecimiento permanente: ¿qué pasa si el crecimiento cae por 100 años un 1%? Bueno, el costo de eso es 10 veces más que la pandemia. El punto que estoy tratando de mostrar es que la pandemia nos permite apreciar cuán terrible es un shock de US$50 mil millones, bueno, un shock de hacer caer el crecimiento permanente es 10 veces ese costo", expuso.


En esa línea, agregó: "El primero es brutalmente evidente, el segundo es silente, pero mucho más dañino. Creo que por desgracia Chile en los últimos años parece haberse empecinado en incurrir costos del segundo tipo, ojalá reaccionemos antes de que nos cueste 10 pandemias".


Respecto a las lecciones que ha dejado la experiencia internacional, Caballero enumeró cinco puntos. El primero, "respetar la dinámica del virus y mantener a la población extremadamente informada, no imitar la experiencia de EE.UU."; segundo, evitar paquetes fiscales demasiado generales e ir concentrándose en los sectores particularmente afectados, "porque tenemos que proteger la capacidad de endeudamiento del Estado".


En esa línea, también enfatizó en la importancia de compensar en mayor medida a los sectores cuyo beneficio social de tenerlos temporalmente cerrados es muy alto, como bares, restaurantes, pubs, etc.



En tercer lugar, dijo que "es muy importante darse cuenta de la magnitud de este shock, es un shock enorme que requiere toda la atención de nuestras autoridades. Creo que distracciones políticas pueden ser extremadamente costosas". Por último, remarcó que la razón por la cual las empresas chilenas se pueden endeudar es gracias al trabajo de la Reserva Federal de EE.UU., la cual "está haciendo gran parte del esfuerzo".


"Pero es muy importante no quedarse atrás de la manada, hay que estar siempre arriba de la media, porque si se empieza a ir el estímulo de la Fed y nos parecemos más a los cruceros y a las aerolíneas y no al Nasdaq, no nos va a ir muy bien", comentó agregando que "todavía tenemos tiempo, porque el impulso de la Fed estará por un periodo largo".


Impuesto a los súper ricos y la falta de "el Chile técnico"

Consultado por su opinión respecto al proyecto que busca aplicar un impuesto único de 2,5% a los llamados "súper ricos" del país para poder afrontar los mayores costos fiscales que significa la pandemia, Caballero indicó que se trata de "un tema delicado, porque en principio tiene sentido".


En sus palabras, explicó que "tiene sentido que en caso de un shock realmente excepcional que no toda la cuenta la paguen las cuentas futuras, tiene sentido que hayan transferencias intrageneracionales. El principio es mucho más correcto, creo yo, que el caso del 10% de los ahorros previsionales. Pero es en principio".


"Chile vive aquejado por una pandemia (...) y en medio de una lucha política operando a nivel del Congreso donde las mas populistas opiniones encuentran cabida y se someten a votación mientras el indispensable marco institucional es sometido a ataques audaces e ignorantes"

Francisco Silva, presidente Grupo Security


Así, enfatizó que el principal problema para esta iniciativa "es en el ambiente en donde estamos: si esta decisión la hubiera tomado Chile cuando era un Chile técnico y nos ponemos de acuerdo en que hay razones prácticas por las cuales deberían haber transferencias intrageneracionales, creo que hubiera sido una buena medida".


" Pero en el Chile de hoy, donde todo es acerca de romper un modelo, yo creo que esto simplemente da una terrible señal que muy posiblemente llegue con una fuga de capitales en algún momento", opinó Caballero, quien puso de ejemplo lo ocurrido en Francia cuando se intentó hacer lo mismo y tuvo que retrotraerse dado "el efecto señal que tuvo".


Por su parte, la directora ejecutiva de Libertad y Desarrollo, Marcela Cubillos, quien también participó del seminario, dijo sobre este punto que "abandonar el Chile técnico obviamente trae problemas: antes los parlamentarios podían tener muchas ideas, los políticos muchas iniciativas, pero había un punto en que lo técnico era lo que conversaba y definía".


"Creo que tuvimos una luz de esperanza cuando se hizo el acuerdo de los economistas en junio (por el fondo de los US$12 mil millones), pero es muy lamentable que ahora cuando hay que implementarlo no se cumple", sostuvo la ex ministra de Educación.



En sus palabras de apertura, al inicio del encuentro, Francisco Silva, presidente del Grupo Security, también se refirió al contexto político nacional y expresó: "Chile vive aquejado por una pandemia (...) y en medio de una lucha política operando a nivel del Congreso donde las mas populistas opiniones encuentran cabida y se someten a votación mientras el indispensable marco institucional es sometido a ataques audaces e ignorantes".