By eldiario |

El Gobierno hace que casi 25.000 empresas más deban implantar planes de igualdad en los próximos tres años

Hostetur demanda decisiones "urgentes" a Ayuntamiento y Junta para sacar adelante la Escuela de Hostelería

Imagen de archivo de dos trabajadores en una cocina. Europa Press

El decreto de igualdad laboral que aprobó el Gobierno el pasado 1 de marzo amplía, además de los permisos de paternidad como una de las medidas protagonistas, la obligación de que las empresas elaboren planes de igualdad. Hasta ahora solo era un deber para las compañías de más de 250 trabajadores, pero el decreto rebaja ese límite a los 50 empleados. En total, la extensión alcanza a 24.865 empresas, las compañías en España que emplean entre 50 y 250 trabajadores según los datos de la Seguridad Social, y a sus 2,4 millones de empleados. La norma se aplicará de forma progresiva en los próximos tres años, por lo que no afectará a todas al mismo tiempo.

Los planes de igualdad son "un conjunto ordenado de medidas", indica la ley de igualdad de 2007, "tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo". Deben contar con un diagnóstico, en el que se analiza de forma objetiva la situación de la empresa, y después se establecen unos objetivos concretos para avanzar en la igualdad, así como las estrategias y prácticas para alcanzarlos y un sistema de seguimiento que permita evaluar si se consigue llegar a estas metas.

El decreto ha añadido una lista de materias que, como mínimo, debe abordar el diagnóstico, como una auditoría salarial, análisis de los procesos de selección y contratación, la clasificación y la promoción profesional, entre otras.

Esa especie de radiografía sobre la igualdad en las empresas era un imperativo hasta ahora para las compañías de más de 250 trabajadores. Su número es de 4.735, según los datos de empresas inscritas en la Seguridad Social del pasado febrero. La nueva legislación, si es convalidado el decreto de igualdad laboral aprobado el 1 de marzo como espera el Gobierno, quintuplicará en los próximos tres años el número de empresas con planes de igualdad, según los datos actuales de compañías que tienen entre 50 y 250 trabajadores (24.865).

Implantación en tres años: hasta el 7 de marzo de 2022

La obligación tiene efectos de forma escalonada. El decreto establece un periodo de transitoriedad para que las empresas puedan redactar estos planes. Las primeras cuentan con un año desde la publicación del decreto, es decir, hasta el 7 de marzo de 2020. Se trata de las compañías con más de 150 trabajadores y hasta 250, un total de 3.815 empresas, según los datos de febrero facilitados a eldiario.es por la Seguridad Social.

Las siguientes tienen un margen de dos años para implantar estos planes, hasta el 7 de marzo de 2021. Se trata de las empresas con entre 100 y 150 personas empleadas, cuyo número roza las 5.000 (4.997 compañías). Por último, aquellas empresas con plantillas de entre 50 y 100 trabajadores –16.053 compañías en la actualidad– disponen de tres años para poder elaborar sus planes.

Por sectores, la gran mayoría del total de 24.865 empresas con entre 50 y 250 trabajadores desempeñan sus actuvidades en el sector Servicios (16.866 compañías), seguidas de la Construcción (5.343), la Construcción (1.649) y la Agricultura (1.007).

Elena Blasco, secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO, recuerda que habría que restar algunas empresas a estas cifras, aquellas que ya tienen planes de igualdad a día de hoy aunque no estuvieran obligadas a ello, pero que "los han hecho de forma voluntaria", explica. Su número, no obstante, se desconoce porque hasta ahora no existe un registro de planes de igualdad, otra de las novedades del decreto del 1 de marzo. Se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, que aún debe ser desarrollado a través de un reglamento, en el que las compañías estarán obligadas a inscribir sus planes.

La patronal CEOE se opuso a través de un comunicado al aumento de "obligaciones burocráticas y de gestión" que supone el decreto y que, en su opinión, "dificultan la organización interna de las empresas al tiempo que representa mayores costes". Para los empresarios, estas medidas "pueden redundar en menos empleo para mujeres y jóvenes". En el caso de los planes de igualdad, los empresarios resaltaron que la ampliación de los planes de igualdad obligatorios a las compañías de más de 50 trabajadores se aplique de forma escalonada, como pidió la CEOE.

Blasco niega el argumento de la excesiva carga burocrática y recuerda que en las compañías a partir de 50 trabajadores ya se pueden formar comités de empresa, "por lo que desde las organizaciones sindicales podemos asesorar". La representante de CCOO destaca que la página web igualdadenlaempresa.es , dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, "pone también a disposición de las empresas muchos mecanismos y recursos".

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, subraya también las ayudas y el asesoramiento en este tema que ofrece en la actualidad el Instituto de la Mujer, aunque reconoce que la extensión de los planes de igualdad supone "un gasto económico y el Gobierno tendría que abordarlo". En su opinión las ayudas económicas pueden facilitar la tarea de las compañías, pero "deben estar controladas y solo para los planes estén acordado con los representantes de los trabajadores, no para las empresas que contraten a una consultora y hagan un paripé sin negociar realmente".

2,4 millones de trabajadores más alcanzados

Al igual que aumenta el número de empresas obligadas a confeccionar estos planes, también lo hace la cifra de trabajadores y trabajadoras que se encuentran bajo sus efectos. En la actualidad, llegan a casi 5,4 millones de empleados, aquellos que trabajan en las compañías de más de 250 empleados.

Las estadísticas de la Seguridad Social indican que, si la extensión de los planes se aplicara ya a las empresas de entre 50 y 250 empleados, el número de trabajadores bajo los efectos de planes de igualdad sumaría 2,4 millones de empleados más, según los datos del pasado mes de febrero. En total, 7,8 millones de trabajadores en España quedarían acogidos bajo estos planes.

De esos 2,4 millones de empleados, 729.028 personas trabajan en compañías de 150 a 250 trabajadores, que contarán con planes de igualdad antes del 7 de marzo de 2020. En el siguiente escalón (empresas de 10 a 150 trabajadores) se encuentran empleadas 603.756 personas y, por último, 1.102.201 personas trabajan en compañías de entre 50 y 100 empleados, según el desglose de datos que ha facilitado la Seguridad Social a este medio con datos de finales de febrero. 

Arrojar luz sobre las retribuciones y otras condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, explica Elena Blasco, "posibilita mayores medidas de igualdad, en los convenios colectivos o fruto del propio plan. Hace que algunas temáticas, como los protocolos de acoso o las políticas de la empresa de conciliación tengan una mayor trasversalidad de género". Cristina Antoñanzas subraya además que los planes de igualdad "son documentos vivos, no para guardar en un cajón", lo que favorece la continuidad de las políticas de igualdad en los centros de trabajo.