By mundodeportivo |

Golpe de efecto en Sebring: El Toyota de Alonso, más líder

El Toyota #7, con problemas en las 1.000 Millas de Sebring

La pelea entre los dos Toyota por las 1.000 Millas de Sebring estaba siendo apasionante. El coche #8 de Alonso, Buemi y Nakajima lideraba desde el inicio con su vehículo ‘hermano’, el coche #7 de Kobayashi, Conway y Pechito López absolutamente pegado durante 4 horas y media. Pero a falta de 3 horas y 20 minutos, todo cambió con un error de Pechito López, que doblando a un Aston Martin se tocó con dicho vehículo, algo que obligó al #7 a entrar a boxes a arreglar su prototipo perdiendo más de 4 vueltas respecto al líder.

El impacto dañó el soporte donde va el capó trasero, el bodyguard y los mecánicos del equipo nipón sustituyeron todo el capó y arreglaron la sujeción para colocar uno nuevo. Además, el golpe afectó también el fondo plano del TS050 Hybrid del argentino, lo que le hizo imposible mantener el ritmo que estaba exhibiendo antes del incidente.

El Toyota #7, con problemas en las 1.000 Millas de Sebring

El Toyota #7, con problemas en las 1.000 Millas de Sebring

El Toyota #7, con problemas en las 1.000 Millas de Sebring

El Toyota #7, con problemas en las 1.000 Millas de Sebring

Pechito rodaba dos segundos más lento de lo normal y ello hizo que Toyota pudiera indicarle al coche número #8, pilotado en ese momento por Buemi, que podía levantar el pie y bajar el ritmo para que no arriesgara y evitar así que su coche tuviera un problema similar al de López.

Dicho incidente rompió la carrera y entregó gran parte de la victoria al Toyota #8, que deberá seguir gestionando la noche y los doblados en un circuito tan complicado como Sebring hasta el final sin cometer fallos.

Las caras de Conway y Kobayashi, compañeros de López en el Toyota #7

Las caras de Conway y Kobayashi, compañeros de López en el Toyota #7